Última Actualización 10 julio, 2019

Camino de Santiago

Después de muchos post hablando sobre destinos de todo el mundo, ha llegado el momento de que pongamos el interés en nuestro país.

Por eso hoy queremos hablarte de uno de los recorridos más importantes y conocidos de España: el Camino de Santiago. Como dice el refrán, son muchos los caminos que llevan a Roma, pero en este caso podríamos cambiar la capital italiana por Santiago. Hoy te vamos  mostrar esos caminos.

El Camino Francés es uno de los más largos. Tiene un recorrido de 775 kilómetros en 31 etapas y une Saint Jean de Pied de Port con la capital gallega. Desde que se descubrió que la tumba del Apóstol Santiago estaba en Compostela, ésta se convirtió en una de las rutas más importantes de la Europa medieval. Con el Año Jacobeo en 1993, se recupera de nuevo este camino hasta la actualidad.

El Camino Vasco tiene 203 kilómetros repartidas en 8 etapas y une Irún con Santo Domingo de la Calzada, punto en el que conecta con el Camino Francés hasta la llegada a Santiago de Compostela.

El Camino Portugués tiene 600 kilómetros repartidos en 6 etapas que parte de Lisboa (Portugal) para terminar en la Plaza del Obradoiro. Un camino que según ha quedado plasmado en muchos documentos, ha sido recorrido por multitud de personajes.

Entre ellos, por ejemplo, el Rey Sancho II en 1244, el rey Don Manuel el Afortunadoen 1502 o el pintor, humanista y arquitecto portugués, Francisco de Holanda en 1549. Desde su partida, de la capital lisboeta, se pasa por ciudades como Coimbra, Águeda, Oporto, Valença y entra en nuestro país a través del municipio español de Tui para definitivamente terminar en la Plaza del Obradoiro en Santiago de Compostela, capital de la comunidad gallega.

El Camino Primitivo tiene un recorrido de 265 kilómetros en 11 etapas, parte de Roncesvalles y siempre ha sido el más mimado por los peregrinos sobre todo porque es el más cómodo en cuanto a infraestructuras y servicios. Aunque esto ha provocado que se haya masificado y ya no tenga el encanto de antiguamente.

Eso sí, gracias los esfuerzos del Principado de Asturias, la zona primitiva está bien acondicionada y las zonas donde los bosques son más profundos, se han adaptado y ahora son perfectamente transitables. Uno de los consejos que deberías tener en cuenta si vas a hacer este recorrido, es que las zonas de campo se inundan en los meses de más lluvia, por lo que lleva calzado adecuado para que los pies no sufran.

El Camino de Santiago tiene muchas más variedades. Los hay que parten desde el Mediterráneo y otros desde la costa atlántica española. Puedes consultar cual es el recorrido que pasa más cerca de tu lugar de residencia. Quienes lo hacen, dicen, es una experiencia inolvidable e irrepetible.

Aunque recuerda que antes de lanzarte a esta aventura, deberás haber entrenado para que los pies y el resto del cuerpo no te causen molestias.