Última Actualización 10 julio, 2019

Copenhague, un estilo de vida diferente

Copenhague es conocida mundialmente como la ciudad más completa y cosmopolita de los países escandinavos. La capital de Dinamarca, además de ser la combinación perfecta entre tradición y modernidad, es todo un referente de vida sana y bienestar.

Situada de la costa este de la isla de Selandia, Copenhague está rodeada por una atmósfera mágica que fascina y cautiva a los viajeros. Como sede de la monarquía más antigua del mundo, la ciudad danesa ha reflejado en su arquitectura y su estilo de vida la gran relevancia que ha tenido en la historia del norte de Europa.

El cóctel de historia y modernidad hacen de Copenhague una ciudad única. Desde que el rey Christian IV de Dinamarca dejara su huella en la ciudad, con la construcción de edificios como el castillo de Rosenborg, el edificio de la Bolsa o la Torre Redonda; la arquitectura y el diseño danés siempre han sido importantes en el mundo. Actualmente, en Copenhague se hallan los maestros del diseño escandinavo, salidos del Colegio de Diseño Danés, el Colegio de Arquitectura en la Real Academia Danesa de Bellas Artes, la Galería Nacional Danesa y el Centro de Diseño Danés.

Además de tradición y diseño, en Copenhague también podremos encontrar otros ejemplos que hacen de esta ciudad lugar cosmopolita por excelencia: El “pueblo libre” de Christiania; la calle peatonal más larga del mundo, la fábrica de Carlsberg, los innumerables museos, el famoso parque de atracciones Tivoli, o seguir las huellas del escritor de cuentos de hadas Hans Christian Andersen (visitar la estatua de La Sirenita, basada en su cuento) y el filósofo Søren Kierkegaardson son solo algunas de las miles de atracciones que tiene la ciudad.

Por otra parte, Copenhague es una de las ciudades más ecologistas en el mundo. Con una conciencia centrada en cuidar el medio ambiente, cada día un mar de bicicletas, el transporte más usado de la ciudad, inundan las calles de la capital danesa; mientras que el agua del puerto es tan limpia que en verano es posible disfrutar de piscinas naturales y actividades en sus canales. Por otro lado, los arquitectos suelen realizar construcciones con los últimos avances en arquitectura y construcción sostenible.

Subirse a una bicicleta y dejarse llevar por las calles de esta hermosa ciudad es la mejor opción para el viajero que esté dispuesto a aventurarse en un mundo totalmente diferente al resto de Europa y del mundo.

Dinamarca y su capital se alzan como emblemas de un estilo de vida sofisticado que mezcla perfectamente los pequeños placeres de la vida, como la buena comida o una cerveza fresca, con la vanguardia y la modernidad de una sociedad que destaca por su alto nivel bienestar social.