Última Actualización 10 julio, 2019

Déjate atrapar por la mágica Irlanda

Descubre este paraje de ensueño que parece que haya sido sacado de cuentos y leyendas. Irlanda, ese país de escenas verdes eternas en el que se entremezclan diversos matices, salpicado por acantilados, islas y valles, donde la mitología es parte viva de su cultura presente.

Rodeada por el Océano Atlántico, la Isla Esmeralda es un destino perfecto para aquellos que quieran vivir una experiencia única, sea con los amigos o la familia o para realizar un viaje en solitario para recorrer cada uno de sus rincones. Grandes castillos amurallados golpeados por el fuerte viento y rodeados de una naturaleza salvaje que no se deja vencer por la fuerza del hombre.

Junto con la otra cara que este país pone ante los numerosos turistas, como es toda la oferta de ocio, que viajan buscando huir de las cálidas temperaturas de otros lugares.

El turismo que está isla pone al alcance de la mano de los visitantes es inmensa, pero, entre algunas de las visitas obligadas, destacan:

Dublín

La capital de Irlanda, que rebosa vida por cada una de las calles, marcado por un clima marítimo donde la herencia cultural se mezcla con la pasión por el deporte. Además de contar con una vida noctura entre sus conocidos pubs y música en vivo por las calles.

Cloughoughter Castle

Castillo que sobrevive en medio de una pequeña isla en el Lago Oughter. De este edificio no quedan más que ruinas, pero no le impide ser una estampa inolvidable reúne en él al 3% de la población de Europa de cisnes.

Monasterio de Clonmacnoise

Junto al río Shannon se encuentra ubicado este conjunto monacal que data del siglo VI. Hogar de dos preciosas y famosas cruces celtas y un enorme cementerio, cuyas inscripciones no sobreviven todas al paso del tiempo.

Colina de Tara

Separada del centro de Dublín por 40 kilómetros está situado el lugar más sagrado de Irlanda, ya que en él se llevaron a cabo las coronaciones de grandes reyes y otros poderes políticos, rodeado de una de las muchas leyendas de este mágico país. Conocido también una antigua capital del reino perdido de Atlantis.

Templo Mussenden

Una curiosa construcción circular que data del siglo XVIII muy cercana a Castlerockcreada para ser utilizada como biblioteca. Pero no es esto lo más curioso, su localizaciónes lo que realmente llama más la atención , al alzarse sobre los acantilados.

El Dolmen de Poulnabrone

Entre todos los paisajes verdes y las imponentes montañas, al noroeste de Clare en un paisaje kárstico se encuentra una de las huellas de la historia formando parte de los Parques Nacionales de Irlanda.

Malahide Castle

Castillo encantado a 20 minutos de Dublín, en el cual poder descubrir las historias de los 5 fantasmas que habitan entre esas paredes o tomar un picnic en sus explanadas tras haber recorrido la fortaleza.

La Calzada del Gigante

En el condado de Antrim descubrirá las numerosas formas hexagonales que fueron creadas por la actividad volcánica. Este increíble capricho de la naturaleza dio lugar a la leyenda de que un guerrero gigante construyó este camino de 40000 columnas para ir al encuentro de sus enemigos.

Lago de Gougane Barra

Primer parque natural del país donde desemboca el río Lee, de origen glaciar. Lugar donde el otoño acaba con el verde característico de la isla para bañar las orillas con tonos ocres y marrones que puede ser admirados desde el propio monasterio.

Acantilados de Moher

Un modo perfecto de finalizar este viaje o alguno de los días es la de poder descubrir los más bellos atardeceres sobre la costa del condado de Clare. Una mezcla de coloresque puede ser admirada desde un tranquilo paseo en barco o mientras recorrer los 8 kilómetros a 214 metros de altura.

Estas son solo algunas de las muchas actividades que puede llevar a cabo en el país de la buena suerte.