Última Actualización 10 julio, 2019

Barrios de Barcelona. Los 5 Barrios más simbólicos.

Barcelona contempla una indiscutible variedad cultural, fruto de su rico legado histórico. Se dice que Barcelona es bohémica, única e inolvidable.

Si te apetece comprobarlo, no te pierdas sus cinco barrios más emblemáticos.

Barrio Gótico

Es uno de los barrios más antiguos de la ciudad condal. Este barrio se encuentra rodeado de murallas, donde se observa la Catedral de Barcelona. Sus calles son pequeñas y, a menudo, se entrecruzan como si se tratara de un laberinto.

Por suerte, la mayoría son peatonales. El turista podrá disfrutar del placer de recorrer sus calles a pie y no perder detalle. Le aconsejamos visitar la Plaza Sant Jaume, Plaça de l’Ajuntament y la Plaça Reial.

Este barrio alberga un importante legado gótico, que le da nombre. Sin embargo, también podrá encontrar restos romanos y medievales, aunque en menor medida.

Si busca ir de compras le recomendamos visitar la calle Portal de l’Angel, donde encontrará diversos comercios. Por último, el barrio gótico es un lugar ideal para salir por la noche, ya que goza de una animada vida nocturna.

Allí podrá disfrutar de una amplia oferta de ocio, que va desde tomar algo en sus terrazas, hasta bailar toda la noche.

El Raval

Este barrio barcelonés, conocido como antiguo barrio chino, nunca descansa. Y no es para menos, ya que numerosos restaurantes, cafés, bares, librerías y hasta galerías de arte lo llenan de vida cada día.

En el Raval, el arte está presente en todos sus rincones. Allí no puede dejar de visitar el Museo de Arte Contemporáneo.

También encontrará varias tiendas donde comprar obras de arte independiente y moda. El sueño de todo artista es comenzar su trayectoria en el Raval. Aquí, el turista encontrará las últimas tendencias pero también un sinfín de culturas.

Una curiosidad, la rumba catalana proviene de este barrio.

Barceloneta

La Barceloneta fue un barrio de pescadores construido en el siglo XVIII. Experimentó un importante desarrollo industrial en el siglo XIX. Su playa es el principal reclamo turístico de la zona.

En sus alrededores, el turista podrá elegir entre los mejores restaurantes para degustar sus especialidades gastronómicas, como el marisco o ir de tapeo y probar “la bomba”, una bola de patata rellena de carne y acompañada de alioli o salsa picante.

En la Barceloneta, además podrá disfrutar de uno de los acuarios más grandes de toda Europa donde encontrará diferentes especies acuáticas.

Gràcia

Antiguamente no pertenecía a la Barcelona antigua (Ciutat Vella). Sus habitantes debían recorrer el Paseo de Gràcia para acceder a la misma y de ahí viene su nombre.

Sin embargo, el barrio de Gracià continúa conservando su carácter independiente, reconocible por todos. Tradicionalmente, ha sido un barrio habitado por gitanos, de hecho el Pescaílla nació en él.

En el barrio de Gràcia se encuentra el parque más importante de Barcelona: el Parque Güell, obra de Antoni Gaudí, que diseñó por encargo del empresario Eusebi Güell. Desde 1984 el parque Güell es considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Montjuic

Es un barrio y, al mismo tiempo, una montaña donde el turista tiene la oportunidad de admirar toda la belleza de Barcelona en una vista panorámica. Por este motivo, históricamente ha sido una valiosa fortaleza, aunque también un cementerio judío. Es la atracción turística barcelonesa más interesante. En su ladera, se instalaron los centros deportivos que acogieron los Juegos Olímpicos en 1992.

Desde allí, podrá dar una vuelta en el teleférico de Montjuic que recorre la parte superior de la montaña. El Funicular Montjuic nos llevará casi hasta el castillo, situado en la cima, donde se encuentra el Museo Militar.

 

No esperes para visitar los barrios más simbólicos de la ciudad condal.